Leliel en la Tetradimension

Si llegaste aqui, estás perdido (...yo lo estoy)

Lo siento me alejo de la blogosfera por exceso de trabajo nos vemos en dos semanas... por lo pronto son libres de dejar cualquier duda, queja, comentario con o sin sentido, declaraciones de amor (telefono tambien).... amigo Kodama usted deje algo ingenioso como siempre... no estoy diciendo que los demas no dejen cosas no ingeniosas... lo que pasa es que... o sea... ay!! me largo, ya me meti en problemas. NOS VEMOS les aprecio un chingo.

Prometo ponerme al corriente en cuanto tenga oportunidad


P.D.
Vallan al FICCO 2008 vean cine, MUCHO CINE luego platicamos.

Pues aunque ya toqué el tema en este otro post en El Congal. (¡visítenlo!) quiero agregar una idea más personal respecto a los 14 de Febrero. Y es que, de alguna manera los dos post anteriores fueron muestra de las muchas formas de abordar y hablar del amor, y sus múltiples facetas.
Según yo, no debiera estar atenido al calendario de terceros ya que es algo individual y como tal nace de una voluntad propia, así mismo está en la cotidianidad, en cada detalle de la vida, en la más simple sonrisa, en la entrega...¿por qué no?, en la intimidad, y no en UN SÓLO día de los 365 que tiene el año, fecha para que cabalmente el más beneficiado sea C. Slim y sus chocolates Sanborns.

Por lo general esta PINCHE fecha mercantilista, llena de cursilería barata, y mal practicada en la que todo mundo de repente recuerda al más pobre "amigo" olvidado, los Hoteles se llenan de manera "sobrecogedora" (cual día de la secretaria), el precio de las flores se eleva como si fuesen coca colas en el desierto y la oportunidad de enmendar cualquier daño hecho... T-O-D-O es fácilmente "absuelto" con unos bombones: NO Y NO LA TRAGO DEL TODO.

¿¿Qué no les basta con la navidad a los publicistas??


Por ello aprovecho para expresar mi opinión, respecto a tanto rosa en los aparadores últimamente...



...les aprecia su amigo, confidente, asiduo lector y blogero amargado. Leliel :D

Cuando llegamos al Hotel no dejaba de tener esa sensación de ir algún lugar desconocido y acompañado de un adulto, digo el hecho de que fueses algunos años mayor que yo nunca me importo, al contrario de algún modo me hacia sentir seguro de lo que pasaba, pero en ese momento me dio algo de pena a la hora del registro. Subimos recuerdo perfectamente, el cuarto 317. Ya eran las 11:15.

Al entrar tu pasaste al tocador, el viaje no había sido precisamente de los que te mantienen paciente. Yo me tire a la cama, solo quería relajarme y no ponerme impaciente. Cuando saliste todo seguía igual, yo buscando algo interesante en la T.V. (que estupidez!) y no evite ponerme nervioso cuando llegue al canal porno (válgame otra estupidez peor!!) así que le cambie inmediatamente por que… había… una mujer, deseosa de…. QUE PENDEJO ESTABA!!!. En fin, en el sony estaban transmitiendo Friends y te tumbaste sobre mi pecho para verlo juntos. Pasaban el capitulo en el que Phoebe tendría a unos trillizos debido a una inseminación bla, bla, bla…

-Oye y vamos a ver friends toda la noche?- pregunte
-No, pero se que te gusta mucho ese programa- sexymente susurraste
-naah! eso ya lo vi un chingo... déjame pasar al baño y…
-NOP!!! Yo voy primero-, y te metiste con tu maleta corriendo

-ENTIENDANSE LOS 4 MINUTOS QUE
MÁS HE TEMBLADO EN LA VIDA-



(play para entrar en mood ^_^!)

(Advertencia: si esta con un menor... alejelo... o eduquelo, como guste esto es Clasif. B +15)
Cuando saliste vestías un negligé rosa pálido translucido y yo sentado a la orilla de la cama tirando baba en cantidades industriales, te mire con la cara del mayor idiota en el mundo, sin palabras nos besamos pusiste tus manos en mi cintura para tirar fuera la camisa y sentir el calor de mi piel con la tuya, nos tiramos a la cama y rodamos en ella mientras la camisa terminaba en el piso el negligé sin duda cumplió su cometido después de un rato así que… también fuera! …La sensación de tu pecho contra el mió tu palpitar acelerado, (mis piernas temblaban de nuevo) los dos de rodillas frente a frente en la cama no lo cambiaría por nada mas en el mundo… mi pantalón ya sobraba desde hace rato, (maldito) cinturón pero me pediste que tu querías quitarlo a la ves que lo usabas para acércame fuertemente contra ti, de mientras tu mano me acariciaba y me incitaba aun mas y yo te seguía besando el cuello y acariciando las nalgas, para cuando tus manos ya estaban dentro de mi ropa interior… odio esos bochornosos momentos en los que te tienes que separar para torpemente quitarte los calcetines o levantar una pierna para aventar la ropa que sobra… lo que importa es el contacto, el calor, el olor del otro, saborear sin intermediarios la piel, los elixires, embriagarte del amor del otro, tu dulce piel, mi lengua por todo tu cuerpo y finalmente mi calor dentro de ti, como me rodeabas y me envolvías, tus uñas en mi espalda, tus torneadas piernas, y morderte tiernamente la pantorrilla mientras la faena no decaía en ganas… eso es lo que importaba. Creo que no hay mejor imagen en mi recuerdi que la de tu cabello sacudiéndose al compás de un péndulo apresurado sobre mi y tus ojos llenos de pasión. O tu silueta a través de la ducha unas horas despues y las subsecuentes caricias jabonosas cuando me metí en pijama a la regadera. También hubo yacuzzi YUUJU!!!. Al final… antes de dormir, esa mirada tuya al secarte el cabello AHORA PUEDO MORIR EN PAZ, LO JURO. O la sensación de tus manos cansadas y temblorosas en tu vientre tomando las mías mientras nos dormíamos abrazados.

Y así, fue mi primera vez.

Se hicieron las 5 de la mañana. ¿Quien cuenta el tiempo?

A la mañana siguiente al despuntar el día se colaron unos rayos de sol por la cortina y lo que fue unas horas antes nervios, ahora ya no había nada nuevo bajo el sol y la aventura comenzó de nuevo. No tanto tiempo esta vez por que había que desalojar la habitación antes de la 1 PM.

Te lleve de nuevo a tus rumbos y espere unos minutos desde unas calles atrás, después toque a tu puerta y tu mama abrió, me dijo que acababas de llegar muy cansada de la escuela que no sabia si estabas dispuesta [seriedadabsolutaaqui] Esta bien señora, gracias! [risapicaraaquí]

-Pásale hijo! …ella ahorita viene, se te apetece algo? Estas bien? te ves pálido…
-Gracias señora! ^_^ ahorita a ver si se le antoja algo a su hija y vamos a comer
-Voy a ver la lavadora por que bla, bla, bla… (se aleja)

Nos fuimos dizque a patinar, (léase solo cargamos con los patines para disimular) visitamos a mi abuela y hasta entonces comimos (4:30 PM), creo que ella si agarro la onda principalmente por que me estaba cayendo de sueño en la mesa a la hora de la comida JAJAJA… Aun así nos dejo solos pues ella tenia que ir a no se donde, mi cama de ahí, sirvió para el desquite del “after" total ya habíamos recargado baterías.

El día acabo a las 10:30 de la noche, cuando la lleve de vuelta a casa.

Hay quienes se pueden quejar de una mala primera vez, YO definitivamente NO. Solo gratos recuerdos por donde lo vea, y años después, ella (ya casada) también, rememora muchos datos de aquella noche de primavera. (de hecho creo que idealiza mas algunas cosas de lo que yo lo hago)…who cares! Ya hace algunos años de eso.

Cualquier parecido con tu realidad es una muy mera pinche coincidencia. Todos los sucesos aquí relatados están basados en un hecho real del año 2000. Leliel copyright 2008. Es todo…¬¬ creo! …me extendí y alucine bien gacho con este post.

No se pierdan en los siguientes capítulos:
Miénteme Pitocho
La Senoscienta y sus 7 en-anos
Mi lápiz rompió tu regla.


Saludos.

Y hace algunos años...

Todo empezó como una cita mas, llegue a su casa como de costumbre, un poco pasado de hora y tu mama me dijo que en un momento saldrías, ame que no importara la situación siempre te dabas un poco a desear eso es lo que superficialmente me decía, pero muy en el fondo sabia que estabas mas preocupada por que el cabello luciera bien y a mi solo me preocupaba tenerlo rozando mi olfato con ese suave olor a tu shampoo, que el escote fuera el justo para provocarme pero no lo necesario para no perder los estribos y a mi me preocupaba solo abrazarte por una vez mas. Saliste y lucias radiante como siempre tu sonrisa siempre fue tan hipnótica que no logro recordar con exactitud un día en el que no me perdiera en ella. Tremenda risa broto cuando nos vimos el uno al otro nuestros pensamientos estaban conectados y nos reímos mutuamente, tu con un hermoso vestido largo de vuelo amplio y flores rojas, de verdad no había razón para no caer enamorado al verte tan coqueta, tu cabello recogido con solo un pasador rojo de lado izquierdo y un pequeño bolso de mano, yo de traje obscuro, engomado de gel y la corbata un poco chueca… y si, parecíamos un par de ñoños que íbamos a misa de iglesia cristiana dominguera, ese día éramos gente decente con pensamientos libidinosos y non-castos. Era 20 de marzo.


Fuimos a Coyoacan, comimos helado, caminamos tomados de la mano alrededor del kiosco, tu te reías de mis tonterías y yo era feliz con tu sonrisa, tus labios... caray! solo me incitaban a morderte a cada instante pero tenia que ser cauteloso. Siguiendo con el juego del atuendo nos metimos a la iglesia solo fisgoneamos como dos niños picaros y nos fuimos. Al salir y con la mayor de las alevosías, nos dimos un largo beso (“francés”) a la puerta del templo y corrimos lejos. Para cuando la noche se acercaba nos alejamos de ahí.


Fui a “dejarte” a tu casa y tu mama nos recibió, tú con labial de menos y yo con el cabello ya no tan engomado, ya ni hablar de la corbata, por que el taxi se había puesto bien bueno (esos taxistas se han de saber una de historias E-PI-CAS) me iba temprano y a la voz de ya! ese domingo no habría platica con tu familia por la noche, ni pizzas, ni salida de tu casa hasta muy tarde con el faje respectivo –claro esta- y la penumbra como nuestro cómplice incomodo. Para ese día yo con toda la anticipación del mundo hice los ajustes para que no hubiera problemas con las clases en la prepa del lunes siguiente, y tú, avisaste en casa que tenías trabajo de equipo en casa de una de tus compañeras de la facultad. Me retire temprano. Y te espere en el parque que estaba a unas calles de tu casa, ya eran las 8:30 de la noche y esta pintaba, aun seria larga.


Nunca he vuelto a ver una luna tan grande y amarilla como la que vi desde el kiosco aquella noche, venias caminando hacia mi con una mini maleta y esa sonrisa tan tuya, obvio, ya vestías una muda mas “cómoda”. Yo traía la mía que previsoramente deje desde la mañana en la paquetería del super cercano. Fue cuando sentí temblarme las piernas de nervio al saber que por primera vez visitaría un hotel… bueno no era en sí por la visita al hotel, si no por lo que pasaría ahí dentro, tenia miedo ciertamente, pues seria mi primera vez y para ti ya no. Rápidamente pasamos a un mini super cercano y nos dotamos de todo lo que pudiera ser necesario para la noche, yogurt, botana, condones… (ejem! porquerías ejem!) me sentí como tonto cuando sugerí llevar velas para ambientar el momento y tu te reíste diciendo que no querías sentirte como en un funeral JAJAJAJA. Aun así las lleve. Ya no quiero extenderme demasiado lo interesante esta por comenzar.

...pero continuara en el siguiente eroti-post desde este su blog de confianza :P

About this blog

…sometimes, I don’t know what is “the correct” but i try to do, and sometimes I really know what is, but I won’t...

Los perdidos por convicción.

...RSS

subscribetechnorati
subscribesubscribe